Legislatura aprobó una ley oncológica que apunta a mejorar el diagnóstico y la calidad de vida de los niños con cáncer

Provinciales 26 de agosto de 2021 Por Metadata
La iniciativa fue presentada por la diputada Belén Baskovc del Frente de Todos. Crea el Programa Provincial de Cuidado Integral de Niños, Niñas y Adolescentes con cáncer con el objetivo de garantizar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares. Establece asistencia económica, transporte, estadía y acompañamiento psicológico para las personas que atraviesen por esta dura enfermedad.
cancer-infantil-1
Cáncer Infantil - Foto Archivo

La Legislatura del Chubut dio un paso importante hoy sobre una materia compleja y altamente estresante no solo para los pacientes, sino para su entorno familiar: Mejorar la atención y la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes que atraviesan enfermedades oncológicas.  

El punto central es la creación del Programa Provincial de Cuidado Integral de Niños, Niñas y Adolescentes con cáncer. A partir de ahí, la ley empieza a deshilvanar cuestiones esenciales vinculadas al proceso de la enfermedad.

El Programa busca aumentar la estancia local de los niños, niñas y adolescentes con cáncer sin alterar la calidad de la atención, garantizando, sobre todo, la equidad en el acceso al tratamiento de calidad en toda la Provincia.

La diputada Baskovc considera que para poder concretar esto, es necesario “establecer un sistema que asegure el correcto y oportuno diagnóstico y tratamiento de los niños, niñas y adolescentes con cáncer, como también, es de vital importancia la coordinación de acciones entre municipios y organismos provinciales para establecer un sistema eficiente que asegure el correcto tratamiento”.

Otro punto importante es la capacitación de los equipos de salud y el abordaje integral durante la detección y tratamiento de dicha enfermedad, como también, prevé ayudas económicas, psicológicas, transporte y estadía en caso de internaciones y tratamientos largos. 

 
CUÁLES SON LOS OBJETIVOS DE LA LEY

El proyecto que se transformó en ley hoy, tiene una serie de objetivos básicos que deben cumplirse.

El primero de ellos es mejorar la calidad de vida del paciente y su entorno familiar, como así también aumentar la estancia local de los niños, niñas y adolescentes con cáncer sin alterar la calidad de la atención.

Además, apunta a garantizar equidad en el acceso al tratamiento de calidad en toda la Provincia, establecer un sistema que asegure el correcto y oportuno diagnóstico y tratamiento de los niños, niñas y adolescentes con cáncer y asegurar la capacitación de médicos pediatras y la calidad de los servicios médicos para una detección temprana, diagnóstico y tratamiento desde un enfoque de derechos.

Por otra parte, establece la creación de un sistema de información estratégica que incluya la vigilancia epidemiológica, el monitoreo y la evaluación de la calidad y del impacto del programa.

No obstante, el Programa, que estará integrado por los ministerios de Salud, Educación y Familia, tendrá la responsabilidad de elaborar lineamientos para la detección, diagnóstico y tratamiento de niños, niñas y adolescentes hasta los 19 años.

También deberá gestionar el funcionamiento en la red de los centros médicos que atienden a estos pacientes a nivel provincial, garantizando su seguimiento durante y después de su internación hospitalaria.

Asimismo, tendrá que capacitar a los equipos de salud a través del programa, en especial de patólogos, anestesiólogos, paliativistas, psicólogos y trabajadores sociales sin perjuicio de que luego en la reglamentación de la ley, sean incorporadas otras especialidades médicas.

La ley establece que deberán priorizarse las intervenciones quirúrgicas por causas oncológicas respecto de otro tipo de intervenciones, estableciendo criterios específicos a fin de que los tiempos de espera para una práctica de este tipo se reduzcan al menor tiempo posible.

SALAS DE JUEGO TERAPÉUTICAS

El artículo 5 promueve la creación de Salas de Juego Terapéutica, que tiene como objetivos específicos disminuir el nivel de ansiedad y angustia y posibilitar una vía de canalización de la agresión que se genera.

Además, la Salas de Juego Terapéutica deberán estimular potencialidades y aspectos sanos del niño, niña y adolescente y su familia, dotar de sentido para el paciente algunas actividades que antes rechazaba y mejorar las expectativas del paciente respecto de su recuperación, buscando relativizar el impacto negativo que la enfermedad tiene en su vida.

También tendrá a cargo “evaluar y entrenar múltiples capacidades del paciente: normalmente al ser actividades de alta motivación se crean unas condiciones privilegiadas para el aprendizaje con refuerzo inmediato y facilitar el desarrollo de una buena relación terapéutica con los profesionales del Hospital y el núcleo familiar”.

Te puede interesar

Boletín Informativo

Suscríbete para recibir periódicamente las novedades en tu email a las 21 horas.

Te puede interesar