Lago Puelo: Los olvidados del fuego

Lago Puelo 13 de julio de 2021 Por Editorial por Nan Puelo
Anoche, en la edición Central de Telenoche Canal 13, una vez más Lago Puelo fue noticia en una nota que duró más de 15 minutos de aire.
20210713_100512

La primera de muchas notas que vendrán en los medios nacionales, hasta lograr que el Presidente de la Nación Alberto Fernández se entere de que esto *sigue siendo un desastre a cuatro meses del peor incendio ocurrido en la historia del país* y que le costó la vida a tres personas mientras que las pérdidas materiales son de un valor incalculable. Hasta que el Presidente escuche los reclamos de los damnificados y sepa que la mayoría de la gente que lo perdió todo aún sigue sin respuestas. 

Nación firmó un convenio con el Municipio de Lago Puelo por 237 millones de pesos, pagaderos en dos cuotas (eso dice el convenio) para realizar 250 módulos de emergencia.

A las arcas de este municipio llegó la mitad de ese monto, 118.750.000. 

El Municipio de Lago Puelo sólo tiene construidos y no en su totalidad, 14 módulos.  
Además, desde el Ministerio de Agricultura de Nación llegaron 15.300.000 pesos para ser usados en alimentos para animales, alambrados y postes. El Municipio de Lago Puelo tiene por ese aporte, solo tres camiones de pasto. Con el resto del dinero de ese aporte, "se adquirieron otro tipo de elementos que están en camino " (se dice, porque los pedidos de informes nunca son contestados). 
Por otro lado, 37 millones llegaron a las arcas municipales de parte del estado Nacional para “Daños Parciales”. No sabría decirles qué hicieron con ese dinero.

3 millones para estufas y cocinas. Tampoco puedo decirles a qué se destinó ese dinero ya que el municipio no permite, hasta el día de hoy, que el tribunal de profesionales para la administración de Fondos de Emergencia entre en funciones. 

También, para ayuda a los damnificados, llegó un ATN ( Aporte del Tesoro Nacional) de 75 millones de pesos. Los ATN son…digamos… de "libre disponibilidad…". 

Convengamos que en este preciso caso distraer un sólo centavo de lo que les corresponde a las víctimas de esta catástrofe sería como quitarle un remedio a un enfermo terminal.

Parecería ser que aquí siempre se castiga a los laburantes, la gente que ahorró toda la vida para comprar su tierra, para hacer su casa es la olvidada. A ellos les están cobrando el pilar de luz que también fue causal del incendio. Desde que aquel fatídico 9 de marzo hasta el día de la fecha están levantando sus casas sólo con la ayuda del pueblo y hasta ahora están sin luz y sin agua. 

Fue el Estado el que le quemó sus viviendas, expresan en la nota, años de falta de inversión en el tendido eléctrico, años pidiendo para que se solucione el “lo atamos con alambre“ mientras las chispas en todos los transformadores y cableados sucedían constantemente en un verano de temperaturas elevadas, algo así como una "crónica de una muerte anunciada".
Nadie va a poder devolverle a estos laburantes el osito de peluche apretado contra el pecho de un niño antes de dormir, la foto de la sonrisa de papá el día que llegó el título conseguido con tanto esfuerzo, el lugar de la primera caricia al azar en esa noche de luna donde nadie imaginaba ese desastre. Nadie, aunque quisiera, puede ponerse en el lugar del dolor de ver a sus mascotas calcinadas. 

Pero hoy, con las actitudes de este gobierno insensible, lo que pretenden es también arrasar la dignidad de los laburantes que lo perdieron todo. Filas de metros y metros para cobrar un cheque de algún alquiler, puertas que se golpean y no se abren, audiencias que se posponen, versos, mentiras y juegos a las escondidas en un escenario de payasos y domadores donde las internas son una constante y las soluciones pocas. 

No puedo escribir con objetividad, soy sanguínea, se me escapan las letras porque no puedo contener la impotencia , si me gano enemigos hace mucho que no me importa pero algo sé sobre la situación de aquí, la mayoría de los enemigos ganados hoy me han pedido perdón reconociendo que este gobierno es un completo desastre. Y no es un perdón flaco, es el mismo que debemos pedirle a la gente como sociedad, por mansos, por mantener la cabeza baja y la voz fría. 

Ahí, a tu lado, vive una de estas personas que ya no volverá a encontrar ni siquiera el pedacito original de papel que dice cuando la madre lo parió, ni la bici que le regaló el tío , ni la planta que se empecinaba en no crecer a pesar de los esfuerzos de la vieja.

Nada nos cuesta mostrar, compartir, hablar, exponer sobre lo que aquí sucede, un estado provincial que abandonó y no cuidó a nuestra gente. Un estado municipal que no sabe distinguir ni siquiera las necesidades de cada uno, un estado sin rumbo, sin proyectos, mirando para otro lado mientras ese vecino nuestro se quedó en medio de cenizas y siguió trabajando con los ojitos nublados.

Aquí no se trata de llorar, hay que poner a este lugar de pie a toda costa, "con los dirigentes a la cabeza a con la cabeza de los dirigentes”.

Aquí se trata de que no vuelva ningún político más a hacerse la foto mentirosa, que todo el mundo se entere de que nuestra gente está siendo bastardeada por individuos inoperantes que más de uno de ustedes llevó al poder. Hay que reconocer los errores y buscar la mejor manera posible de solucionarlos. Y la solución siempre, siempre está de la mano del amor…

Tengan Buen Martes 13, no le peguen al palo a las supersticiones berretas. Aquí los únicos "mufa" son los que vendieron su alma al diablo por la sobrefacturación o la compra directa.

Te puede interesar

Boletín Informativo

Suscríbete para recibir periódicamente las novedades en tu email a las 21 horas.

Te puede interesar