Perseguida por perros, una hembra de huemul apareció cerca del casco urbano de Lago Puelo

Lago Puelo 14 de mayo de 2022 Por Redacción
Se trata de un animal en peligro de extinción por lo que se debió realizar un fuerte operativo para que regrese sano y salvo a su hábitat.
1652484316530

Según se informó , “cerca de las 9.30 se reportó la presencia de una hembra de huemul -perseguida por perros-, en la zona de chacra La Esperanza (entre las rotondas de Maderera y el acceso a Cerro Radal)”, un área densamente poblada y con un par de rutas asfaltadas que vinculan el casco urbano de Lago Puelo (distante a tres kilómetros) con El Bolsón. 

El animal terminó huyendo hacia el bosque cercano y horas más tarde fue nuevamente avistado. En esta oportunidad, rápidamente se armó un rastrillaje con personal del Parque Nacional Lago Puelo, brigadistas del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, bomberos voluntarios y agentes de Tránsito del municipio local, que cortaron la ruta alternativa para evitar una eventual colisión con la cierva. 

A cargo del operativo, el guardaparque Mauricio Berardi confirmó luego que “logramos tomar contacto visual con el animal y que retorne a la cordillera”, al tiempo que pidió a los pobladores que “mantengan a sus perros atados y avisen si lo vuelven a ver”, toda vez que se presume que sigue en los alrededores. Cabe destacar que pocos metros hacia el oeste está el río Azul (que han atravesado en varias oportunidades al verse cercados). Desde allí hasta el límite con Chile hay una reserva natural que es el hábitat tanto del huemul como del pudú pudú, el cérvido más pequeño del mundo. 

Desde el organismo nacional recordaron que el huemul “es una especie de ciervo nativo declarado monumento natural y que se encuentra en peligro crítico de extinción, razón por la cual su caza u hostigamiento está prohibida y es delito. Su colaboración puede ayudar a conservarlo”.

 

Pocos ejemplares 

Merced a la instalación de cámaras/trampa, varias poblaciones de huemules fueron observadas en los últimos tiempos en la cuenca del río Puelo –tanto del lado argentino como chileno-, “demostrando que es uno de los lugares más representativos de la biodiversidad de los andes australes” y que “si las protegemos, estamos asegurando la conservación de una de las especies más emblemáticas de la Patagonia”, valoraron los técnicos del proyecto.

Los expertos estiman que el número total en todo el corredor andino “no supera los 2.500 ejemplares” y que “ha ido escapando de su hábitat natural debido a diversas amenazas, como el ganado, los perros y jabalíes”. 

Berardi, quien monitorea desde 2019 un programa específico dentro del Parque Nacional Lago Puelo, precisó que las cámaras “se han colocado en lugares estratégicos para identificar el paso de estos animales. Una tarea similar viene desarrollando una ONG de Chile, a esta misma altura. Hasta ahora, estamos viendo que las poblaciones que conocíamos se mantienen, aunque están muy aisladas entre sí y los números siguen siendo bajos”. 

“Algunas cámaras ubicadas cerca del lago Esperanza (activas durante un año y medio), solo capturaron un huemul. En otros lugares hubo mejores resultados, con avistajes cotidianos de grupos de tres o cuatro individuos. En total, dentro del Parque Nacional Lago Puelo podemos hablar de cuatro poblaciones de entre cinco y siete ejemplares, donde hemos encontrado crías recién nacidas y juveniles, también machos adultos y hembras”, señaló. 

Acerca de los adversarios más relevantes para su subsistencia, explicó que “además de la caza furtiva y los perros, la presencia del ciervo colorado es una amenaza concreta y grave. Por suerte, todavía no ingresó al PNLP (tal vez por su propia topografía), pero sí se notó en lugares cercanos como Cholila, donde en 2015 hubo un incendio que destruyó más de 30 mil hectáreas de bosques nativos, y ahora está presente incluso en valles ubicados por detrás del cerro Tres Picos”. 

Según remarcó “los ciervos exóticos se han desplazado (principalmente luego de los grandes incendios) desde lugares más abiertos de la estepa, con praderas, a ambientes más cordilleranos. Ya están instalados y se han visto últimamente detrás del cerro Piltriquitrón (El Bolsón), Cuesta del Ternero, Epuyén y El Maitén. Una vez que llega, desplaza al huemul porque es un animal más grande y muy territorial”, advirtió. 

En los últimos meses, la presencia de huemules también fue observada en las cumbres del cerro Pirque (El Hoyo) y en otras áreas naturales de la Comarca Andina.

 Pudú

 Además, cabe destacar que el Parque Nacional Lago Puelo está siguiendo a otras especies claves de la fauna autóctona, como el puma, el gato huiña, el ñacurutú y el pudú pudú, cuya presencia en la región ha sido varias veces registrada en los últimos años. 

Al respecto, Berardi recordó que “hace un tiempo, apareció un pudú en la Villa del Lago, que con la ayuda de bomberos y vecinos pudimos capturar y luego se liberó dentro del parque. Aparentemente, cruzó el río Azul y se asustó con los perros. Era una hembra que estaba en excelentes condiciones. Con todo, es muy difícil monitorear porque es muy escurridizo y vive en cañales y en medio de vegetación densa”. (Jornada)

Te puede interesar

Boletín Informativo

Suscríbete para recibir periódicamente las novedades en tu email a las 21 horas.

Te puede interesar